Dos recetas milagrosas con carbón activado para tu piel del rostro y del cuerpo

Dos recetas milagrosas con carbón activado para tu piel del rostro y del cuerpo

El carbón activado es un ingrediente de origen vegetal, que puede adsorber toxinas, impurezas y tiene propiedades antibacteriales. Ayuda a purificar la piel y mantener su elasticidad. Hay muchos productos para la belleza, que puedes comprar en la tienda. Pero hay las recetas caseras con carbón activado cuales puedes hacer tú con facilidad. Y son también muy efectivos.





Puedes ver 2 recetas.

Una mascarilla de carbón activado cierra tus poros evitando que bacterias y otras sustancias se adhieran a la piel, y es no es todo, también equilibra la grasa, es decir la exfolia para liberarla de toxinas y ayuda a eliminar los puntos negros.

Y un gel para ducha para que tu cuerpo sea sana y limpia, sin granos.

Propiedades del carbón activado:

  • limpia la piel en profundidad,
  • elimina bacterias,
  • remueve la suciedad de los poros,
  • desintoxica la piel,
  • alivia los problemas estomacales, gases, diarrea,
  • reduce los niveles de colesterol, lípidos y triglicéridos.
  • combate virus y bacterias.

Mascarilla negra casera

Adiós los puntos negros!

Los puntos negros, conocidos como comedones o acné comedónico, son una obstrucción de los poros de la piel que aparecen debido a la producción sebácea (sustancia grasa que surge especialmente en la cara y en la nariz), vinculada al proceso de oxidación de las células.

¿Conoces al problema? ¿Has probado todas las tiras de limpieza de poros caros para eliminar esas pequeñas puntos negros en la frente, nariz y barbilla, pero sin ningún resultado?





Hoy te enseño hacer una mascarilla muy potente contra las espinillas o puntos negros. También puede ayudar con tratamiento del acné.

Es mascarilla negra de carbón activado, gelatina y leche. Hacerlo muy fácil, pero es muy efectiva. Mira este receta y después mira el video para saber cómo hacerlo paso a paso.

El carbón limpia nuestra piel en profundidad eliminando de esta forma los puntos negros, que se forman por la grasa que obstruye nuestros poros y al oxidarse hace que se vean negros.

Ingredientes:

  • 1 ½ gelatina sin sabor,
  • 2 ½ cucharada de leche,
  • 1 cucharada o una cápsula de carbón activado.

Preparación y uso

  1. Colocar la gelatina y la leche en un recipiente, mezclar bien y llevarlo al microondas por unos 10 segundos o calentarlo en baño maria, en seguida la consistencia se torna súper gelatinosa.
  2. Cuando esté en ese punto, agregar el polvo del carbón a la mezcla. Remuer rápidamente para que todos los ingredientes se integren.
  3. Aplica la mezcla en tu cara, pero con cuidado para que no quemes (antes de aplicar hay que limpiar la cara y hacer vapor facial unos minutos para abrir tus poros bien).
  4. Espera a que se seque (unos 15 minutos). Para quitarla hazlo lentamente, como harías con esas tiras removedoras de puntos negros que venden en las farmacias (como una mascarilla peel off.)

Gel de ducha con carbón activado

Para piel super limpia y sana.

¿Te gusta cosmética natural? Y ya sabes cuál útil es el polvo de carbón, especialmente en recetas caseras ¿verdad? Este gel casero de carbón activado es el exfoliante perfecto para la piel.

El gel de ducha exfoliante que te proponemos hacer hoy te ayudará a mantener la piel limpia, libre de impurezas y tersa. Es muy sencillo de hacer y lo tendrás listo para disfrutar en solo unos minutos.





Esta receta es muy sencilla porque solo tenemos que enriquecer el gel de ducha. Se trata de un producto básico al que añadiremos principios activos.

Para que funcione mejor hay que mezclar un pequeña cantidad de gel con un contenido de 1 cápsula de carbón activado cada vez cuando quieras ducharte con este gel casero.

Aplicar el gel de baño exfoliante es facilísimo: te mojas la piel, y con la ayuda de un guante exfoliante vas extendiendo el gel por todo el cuerpo. En contacto con la piel mojada comenzará a hacer espuma.

Si quieres que el exfoliante haga un mejor efecto te recomendamos que hagas masajes circulares en la piel e incidir en aquellas zonas que son más tendentes a acumular pieles muertas.

Una vez que hayas extendido bien el gel de baño exfoliante casero, dejas que actúe durante unos minutos y te aclaras con abundante agua.

Tu piel estará limpia y preparada para absorber la crema hidratante que uses habitualmente.