Los beneficios de la Moringa y las fresas para la salud

Los beneficios de la Moringa y las fresas para la salud

Ahora quiero hablar sobre las propiedades beneficiosas de dos alimentos.

Un producto es muy popular y este es la fresa. Quizás no conozca todos los beneficios de estas bayas. Ahora los amarás aún más.

Un segundo producto menos conocido es la moringa. ¿Sabes qué planta es? ¡Entonces asegúrese de leer este artículo y querrá probar el té de Moringa!

10 beneficios de la Moringa para la salud

Con más de 90 nutrientes y 46 antioxidantes diferentes la moringa es una de las más ricas fuentes naturales conocidas de vitaminas y minerales y bien merece ser citada como el “árbol de la vida”.

Es rica en nutrientes, minerales y proporciona los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para crecer más fuertes, estos compuestos también se encuentran en la quinoa y en las carnes, pero en cantidades menos manejables.

No solo se puede consumir sus hojas en forma de té, también sus semillas se pueden ingerir. Además, por otra parte contienen cantidades abundantes de vitaminas y minerales. Independientemente de la forma en que se consuma, ya sea té en hojas o en semillas, la Moringa le generará al cuerpo los siguientes beneficios.





  1. Presión sanguínea
    Cada vez más se está convirtiendo en una condición común en las personas, por ello, consumir esta planta ayudará a bajar la presión arterial, además, reduce los lípidos oxidados y protegen los tejidos del corazón de los daños estructurales.
  2. Controla los niveles de azúcar en la sangre
    Su rico contenido de zinc ayuda a regular la secreción de insulina. Volviendo regulares la cantidad de azúcar que circula en el cuerpo.
  3. Regula el colesterol
    Al no poseer ni un solo rastro de él, ayudará a revertir los efectos de las altas cantidades. Por lo cual, es una excelente medicina para beneficiar al corazón.
  4. Piel hermosa
    Se pueden extraer distintos aceites de las semillas para crear una serie de productos cosméticos. Contienen antioxidantes y una buena cantidad de vitamina A, justo lo que necesita la piel para estar saludable.
  5. Pérdida de peso
    La moringa descompone las grasas saturadas que se ingieren y trabaja con el sistema digestivo para deshacerse de aquellas que no necesitamos. Al hacer esto, se reducirá considerablemente el peso y la gordura en el vientre.
  6. Antiinflamatorio
    No podía faltar, la planta es bien conocida como un antiinflamatorio natural, reduciendo el dolor y aumentando la salud de nuestras articulaciones.
  7. Mejora la vista
    La vitamina A que se encuentra dentro de ella fortalece el sistema inmunológico y repara la membrana mucosa. Es decir, es útil para nuestros ojos y ayuda a mantener una buena visión.
  8. Ayuda al sistema inmune
    Todos somos conscientes de los sorprendentes beneficios de la vitamina C. La planta al contener una gran cantidad de ella, hace que su consumo sea ideal para impulsar el sistema inmunológico.
  9. Dientes y Huesos
    Al ser rica en zinc, calcio y muchos otros minerales, mantendrá fuertes los huesos y dientes. Además, ayuda al libido masculino porque facilita la espermatogénesis, el proceso de producción de esperma en los hombres.
  10. Estimula el crecimiento del pelo
    La vitamina C presente puede fomentar y mejorar la circulación sanguínea a través del cuero cabelludo para ayudar a crecer y fortalecer los folículos pilosos.

10 Beneficios de las fresas para la salud

La fresa es un alimento muy popular en la gastronomía de todo el mundo gracias a su delicioso sabor y a sus múltiples formas de preparación. Los beneficios de las fresas para la salud son diversos y por eso consumirlas con regularidad ayuda a que tu organismo funcione de forma óptima.

Las fresas son ricas en minerales, vitaminas, flavonoides, fibra y otros componentes esenciales, y es por esto que desde hoy mismo debes aumentar su consumo.





  1. Ayudan a perder peso
    Las fresas son muy utilizadas en diferentes dietas para bajar de peso, gracias a que un puñado de fresas contiene apenas de 30 a 35 calorías. Además debido a sus componentes, son ideales para acelerar el metabolismo, y para quemar las grasas localizadas. Asimismo las hojas y raíces de las fresas, son perfectas para evitar la retención de líquidos gracias a sus propiedades diuréticas y desintoxicantes.
  2. Son rejuvenecedoras
    Gracias a sus altas cantidades de antioxidantes, las fresas son ideales para el cuidado de la piel, y para ayudarnos a evitar las arrugas. En ella podemos encontrar la antocianina un tipo de fenol que contribuye a la regeneración celular. Se recomienda su consumo regular para mantener una piel hidratada y radiante, o de igual modo se puede utilizar en mascarillas para eliminar manchas y cicatrices.
  3. Cuidan tu corazón
    Se ha comprobado que las personas que consumen frescas regularmente son menos propensas a sufrir de problemas cardiovasculares. La razón es simple, las fresas tienen la capacidad para inhibir las respuestas inflamatorias del cuerpo, y esto las hace ideales para disminuir el colesterol y para controlar la presión arterial.
  4. Son antiinflamatorios
    Las fresas tienen propiedades antiinflamatorias y esto las hace ideales para personas con artritis o en recuperación después de un accidente. En la fresa encontramos alrededor de 30 componentes antiinflamatorios, entre los que cabe destacar el ácido salicílico, vitamina C, flavonoides y Omega 9.
  5. Cuidan los huesos
    Las fresas son reconocidas por su alta cantidad de minerales y nutrientes esenciales que afectan positivamente la salud ósea. En las fresas encontramos vitamina K, potasio y magnesio elementos necesarios para tener huesos sanos y fuertes. La recomendación es consumir fresas al menos 3 veces por semana para aprovechar sus beneficios a profundidad.
  6. Evitar la depresión
    Gracias a los altos contenidos de Vitamina B1 y ácido valproico, las fresas son esenciales para combatir trastornos como la depresión, la ansiedad y el estrés. La razón es simple, estos compuestos están asociados directamente con el estado de ánimo e influyen positivamente en el sistema nervioso generando un efecto tranquilizador.
  7. Previenen resfriados
    Las fresas son un alimento rico en vitamina C, y como debes saber, esta vitamina ayuda a fortalecer el sistema inmunológico aumentando las defensas, y haciendo que seamos menos propensos a múltiples enfermedades. Además, gracias a su capacidad bactericida nos ayuda a combatir todo tipo de infecciones y virus. Lo ideal es consumir fresas a diarios para disfrutar de sus beneficios a mayor escala.
  8. Cuidan la salud oral
    El consumo regular de fresas ayuda a fortalecer tus dientes y a evitar múltiples enfermedades orales. De hecho, pueden ser utilizadas como dentífrico natural, gracias a que ayuda a evitar la formación de sarro y protegen contra la caries y el mal aliento.
  9. Combaten el estreñimiento
    Las fresas son muy beneficiosas para la salud digestiva, gracias a que son ricas en fibras que ayudan a un mejor funcionamiento del sistema digestivo y a evitar problemas intestinales. Su consumo regular acelera el metabolismo y evita molestias como el estreñimiento.
  10. Cuidan nuestro cerebro
    Los flavonoides presentes en las fresas, hacen que sean un alimento esencial para cuidar nuestra salud neurológica. El consumo regular de fresas retrasan el envejecimiento cognitivo y estimula la memoria.