Cosas interesantes acerca los alimentos que comemos cada día

Cosas interesantes acerca los alimentos que comemos cada día

La comida no solo elimina el hambre y nos da energía. Dependiendo de lo que comemos, la comida afecta a cómo nos sentimos. Algunos alimentos pueden ayudarnos a dormir mejor, mientras que otros hacen que nuestro sueño sea inquieto. Hay productos que ayudan a mantener la juventud. Aprende algunas cosas interesantes de este tema.

Anti-envejecimiento: Los alimentos que te ayudan a verte más joven

¿Sabías que lo que comes puede hacerte envejecer o ayudarte a tener una apariencia más juvenil?
Además, una alimentación sana te permite mantenerte saludable y contribuye a evitar el desarrollo de enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes y los problemas del corazón. He aquí algunas claves para que puedas elegir alimentos que prolongan tu vitalidad y tu juventud.

Habrás oído mil veces que somos lo que comemos. ¿Será verdad además que lo que comemos influye en la forma en que nos vemos nosotros mismos y los demás? Vayamos por partes.

Todos los alimentos tienen propiedades que influyen en el cuerpo de distintas maneras. Algunos de ellos son más saludables y ayudan al buen desarrollo de todas sus funciones, desde el fortalecimiento de los huesos hasta la capacidad de pensar, mientras que otros sólo aportan riesgos y posibles problemas, que si no se dan en el momento de consumirlos pueden aparecer a largo plazo. Este es el caso del exceso de las grasas y los azúcares, por ejemplo, que pueden fomentar el desarrollo de enfermedades o condiciones de salud crónicas, como los problemas del corazón, la diabetes, el colesterol alto, la hipertensión y la obesidad, entre otras.

Y eso no es todo. Los especialistas también afirman que la dieta ayuda a la apariencia.





Así, llevar una dieta alta en grasas y azúcares puede hacer que te veas más envejecido. Por el contrario, para mantener un rostro de apariencia juvenil nada mejor que una dieta saludable, en la que abunden las frutas y las verduras.

Esto se debe a que una dieta a base de la denominada comida chatarra produce un estado inflamatorio que afecta a todo el cuerpo. ¿Eso te hace envejecer? De algún modo sí, ya que, por decirlo de un modo sencillo, el envejecimiento no es más que un estado de inflamación crónico o continuo.

Así, entre los alimentos que debes evitar si quieres verte siempre joven se encuentran.

Las papas o patatas fritas y cualquier otro alimento frito en aceite, ya que están cargados de grasas trans que contribuyen a la inflamación de todo el cuerpo. Según la Sociedad Americana del Corazón, se recomienda que el consumo de este tipo de grasas sea menor al uno por ciento diario.

Donas, pasteles (tortas) y alimentos azucarados. Estos no sólo contienen grasas trans sino también azúcar, y ambas se relacionan con el estado de inflamación y producen arrugas.

Hot dogs, jamón, salame (salami), embutidos y productos hechos a base de carnes procesadas: son altos en grasas saturadas y contienen nitratos que contribuyen al desarrollo de procesos inflamatorios.

Carnes rojas. En este caso, la clave es que sean cortes magros o de poca grasa.

Bebidas alcohólicas. Sólo algunas bebidas alcohólicas y consumidas con moderación puede aportar algún beneficio para la salud. Por el contrario, tomar en exceso tiene muchas desventajas y, definitivamente, te hace envejecer más rápido. La sugerencia es tomar apenas un vaso de alcohol por día, si eres mujer, y dos si eres hombre. Más cantidad no sólo te hace envejecer más rápido sino que también es malo para tu corazón y puede causar enfermedades asociadas al hígado y ciertos tipos de cáncer.

En cambio, se considera que la dieta mediterránea, rica en frutas, verduras, pescado, vino, nueces y aceite de oliva, es ideal para seguir luciendo joven por más tiempo.

Entonces, ¿qué puedes comer para hacer más lento el proceso de envejecimiento? Toma nota.

Frutas y verduras. Están llenas de nutrientes, antioxidantes, son bajas en calorías, te ayudan a mantener un peso sano y te protegen contra las enfermedades del corazón, la demencia y la pérdida de la memoria.

Pescado. Es rico en ácido Omega 3 y por eso es ideal para la salud del corazón y para evitar la pérdida de la memoria.

Granos integrales. No tienen muchas calorías y en cambio si te llenan (te hacen sentir satisfecho(a). Además, son nutritivos y ayudan a prevenir la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

Nueces (frutos secos). Aunque tienen muchas calorías, contienen grasa no saturada, que le hace bien a tu organismo y protege a tu corazón.

Ahora ya lo sabes, mantenerte joven por más tiempo puede ser muy sabroso. Quizá la próxima vez que visites el supermercado, reconsideres tus opciones y lo que añadas al carrito sea, además de alimentos, otra forma de proteger tu juventud. Por mucho que dure, siempre nos parecerá corta.

10 alimentos que no debes comer por la noche si quieres dormir bien

Si eres de las personas que incluso después de cenar se queda con hambre y acude a la nevera a picar algo antes de ir a dormir, deberías saber que hay ciertas comidas que deberías evitar para cenar por numerosas razones.

Pasta. Es un hidrato de carbono que se convierten en grasa después de la digestión. El problema se agrava cuando se le añade aceites, cremas o salsas que dificultan la digestión antes de dormir y el sueño. Incrementa los niveles de azúcar en la sangre, lo que produce insomnio.

Comida picante. Es sabrosa y muchos la disfrutan, pero no es buena idea consumirla si se acerca la hora de dormir. Las especias pueden causar indigestión, lo que hace que sea totalmente incómodo conciliar el sueño, además, a veces puede hacer que cause dolores estomacales.





Ajo. Este ingrediente además de generar mal aliento, ocasiona acidez estomacal y reflujo, al igual que la comida picante o muy condimentada.

Brócoli. Incluye a la coliflor, el repollo y las coles de Bruselas, las cuales no son buena idea ingerir antes ir a la cama. Estos vegetales pueden interferir con la capacidad de dormir bien, porque es muy probable que todavía el cuerpo trate de digerirlo al momento conciliar el sueño, lo que tiende a ser muy incómoda la sensación en el estómago, además, también puede causar flatulencias y reflujo.

Queso. Considerado como el peor de todos los alimentos ricos en grasas que se pueden comer antes de ir a dormir. La razón es porque tarda mucho tiempo para digerir, y si todavía está digiriendo los alimentos al tratar de conciliar el sueño, puede causar problemas.

Bebidas Alcohólicas. Aunque muchos tienden a pensar que son efectivas al dormir debido a la sensación de somnolencia después de varios tragos, beber alcohol antes de acostarse puede hacer que su calidad del sueño sufra en serio. Ya que se interrumpe constantemente durante la noche y la mayoría del tiempo hacen que el sueño sea ligero y no restaure las capacidades del cerebro.

Helado. Comer un plato grande antes de acostarse no es el fin del mundo, pero tampoco tendrá una excelente noche de sueño. Al igual que con el queso, el helado puede tomar un tiempo para digerir y el cuerpo no es capaz de descansar bien, porque todavía está trabajando en la digestión. Además, el azúcar puede causar un aumento de energía, por lo que impedirá que logre conciliar el sueño fácilmente.

Café o té. También incluye cualquier bebida que contenga cafeína, no hay necesidad de explicar mucho, todos saben los efectos que produce su consumo en el cuerpo. Es de utilidad para mantenerse activo pero es pésima si se va a dormir.

Chocolate. Contiene cafeína que mejora el estado de ánimo. Además, contiene estimulantes como la teobromina que impiden conciliar el sueño.

Alimentos altos en grasa. Muchos de ellos no tienen un contenido nutricional beneficioso, además, son difíciles de digerir y mantiene al cuerpo despierto en el proceso, no importa qué tipo de alimentos grasos sea, cualquiera de ellos ocasionará el mismo efecto.

6 alimentos que sustituyen la proteína de la carne

Las proteínas de la carne son uno de los pilares más importantes en nuestra alimentación.

Tienen un papel fundamental en todas las funciones y en todas las cosas que hacemos día a día por lo que debes consumir unos 8 gramos de proteínas a diario por cada 20 kg en tu cuerpo. Pero para eso no es obligatorio tomar carne.

Existen otros alimentos y frutos naturales que pueden reemplazar a la carne.

Estos frutos nos brindan muchos nutrientes que mejoran nuestra salud a medida que los ingerimos, sin importar cómo o con que los consumimos.

Maníes o cacahuates. Estos alimentos leguminosos tienen altos de niveles de nutrientes, con decir que solo 100 gr de maníes obtenemos 22 gr de proteínas. Además, son ricos en vitamina B3 y muchos minerales que mantienen saludable al cuerpo. La primera enfermedad que se previene con su ingesta es la diabetes, pues son bajos en grasas y azúcar. Puedes consumirlos solos, o combinarlos con otros frutos y elaborar batidos, cremas y aderezos.

Higos secos. Además de ser muy deliciosos, cada 100 gramos de higo posee 4 gr de proteínas. Puedes consumirlos en el desayuno y las meriendas del día. Tienen fibra, por lo que son excelentes para despejar el intestino, es decir, libran a tu organismo de las toxinas ingeridas durante la jornada diaria. Las infusiones con higos son muy buenas y saludables, aunque también puedes ingerirlos solos o en cereales.

Almendras. Son muy consumidas en cualquier época del año, asimismo, los nutricionistas recomiendan ingerirlas durante el desayuno, pues la cantidad de nutrientes que las envuelven hacen que el cuerpo se mantenga enérgico por todo el día.Por 100 gr de almendras, tendremos 18 gr de proteínas garantizadas. Generalmente son consumidas con leche, sin embargo puedes comerlas a tu gusto y elección.

Castañas. Son excelentes para erradicar el estreñimiento, problemas estomacales e intestinales, pues además de los 5 gr de proteínas que nos proporcionan por cada 100 de castañas, contienen mucha fibra y vitaminas esenciales para prolongar la salud. Muchas personas se comen las castañas sin necesidad de combinarlas con otros frutos o alimentos, sin embargo puedes preparar aderezos o cereales con ellas.

Pistachos. Además de ser frutos muy deliciosos, 100 gr de estos alimentos nos proporcionan 18 gr de proteínas que nos ayudan a mejorar nuestro sistema cardiovascular y sanguíneo, prevenir el cáncer, diabetes, Alzheimer, desnivel en el colesterol y triglicéridos, estrés y la obesidad. Ten en cuenta no abusar en su consumo, solo ingiérelos una o dos veces por semana.

Avellanas. Son las reguladoras de los triglicéridos y colesterol por excelencia, sus vitaminas y 13 gr de proteínas por cada 100 gr. son las encargadas de mantener al organismo en perfecto funcionamiento, evitando problemas sanguíneos por obstrucciones debido a las grasas acumuladas y, mejorando el trabajo del corazón.