20 desayunos y cenas rápidas y sanas

20 desayunos y cenas rápidas y sanas

¡Comer bien es muy importante! Pero también es importante que la comida sea saludable. También es igualmente importante que las recetas sean fáciles y rápidas. Esto es especialmente importante cuando trabajas y no tienes suficiente tiempo para preparar platos complejos.

Hemos encontrado para tí 10 recetas de desayunos y 10 recetas de cenas que son rápidas y fáciles de cocinar y saludables.

10 cenas rápidas y sanas. Recetas paso a paso.

Si no tengas ganas o tiempo para cocinar una cena grande, siempre hay unas alternativas rápidas y fáciles de hacer.
En este artículo puedes ver 10 recetas rápidas y deliciosas que se hacen en minutos, para que no pierdas tiempo cocinando y además comas rico y sano. Cómo hacerlo en su tutorial te va a enseñar Tina es una bloquera preciosa. Leelo y miralo!!

ENSALADAS

Ensalada caprese

Y esto es tan sencillo como coger un tomate y partirlo en rodajas. Una bola de mozzarella y la troceamos también. Lo colocas vistosamente en un plato y le pones un poco de albahaca, un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Y queda una ensalada riquísima.





Ensalada de aguacate

Pones una lechuga picada, una lata de atún escurrida, unas aceitunas y un aguacate troceado. Un poquito de cebolla crujiente y lo aderezas con sal, aceite y vinagre al gusto. A mi me encanta. Si quieres le puedes añadir unos tomatitos cherrys, unas semillas o lo que te apetezca.

BOCADILLOS

Otro de los imprescindibles en las cenas rapidas. Pero no por ello tiene que ser el típico bocadillo de embutido y ya está (que también está muy rico). Puedes hacer que tus bocadillos sean más sofisticados.

Berenjena y mozzarella

Tan simple y tan rico a la vez. Cortar una berenjena a rodajas y la haces a la plancha con un poco de aceite y sal. Si quieres le puedes poner un poquito de miel que caramelice. Cortas a rodajas un tomate y una bola de mozzarella. Montamos el sándwich poniendo una capa de pan, una de tomate, otra de mozzarella, rúcula y por último la berenjena y otra capa de pan ¡qué sándwich más colorido!

Sándwich con huevo

Fríes un huevo y montas el sandwich con una capa de lechuga, tomate, jamón dulce, queso y por último el huevo. Aplastar el pan y ver como chorrea la yema ¡es hipnótico!

RECETAS SIN COCINAR

Tabla de embutidos

¿Quién no ha cenado una noche una rica tabla de embutidos? Pones varios quesos, jamón serrano del bueno, caña de lomo… un poquito de pan con tomate y una copa de vino tinto y tienes una cena de lujo.

Tostaditas

Las tostadas de pan con cualquier cosa. Unas que suelo hacer bastante es el pan untado con tomate rallado o triturado y una lata de caballa en aceite (o en escabeche, según me de). Quedan riquísimas. Las puedes acompañar con una ensalada para que la cena sea más completa.

Wrap

En cualquier supermercado encontrarás tortillas para preparar fajitas o wraps. En mi casa nunca faltan. Las puedes rellenar de lo que te apetezca, tu imaginación es la que pone el límite. Yo por ejemplo las relleno con lechuga, tomate, jamón dulce, si te han quedado restos de pollo asado quedan riquísimos así. Le pongo un poquito de guacamole o salsa de yogur y tengo una cena deliciosa preparada en instantes.

RECETAS CON POCO COCINADO

A ver, que si tienes que cocinar un poquito no pasa nada. Pero te prometo que estas recetas se hacen en un periquete ¡ya verás!

Salmón con verduras

Lleva bien un calabacín y pela una zanahoria. Cortas las verduras en juliana fina, yo para ello uso una mandolina o un pelador que tengo que ya hace esa función. Si no las puedes cortar como quieras, pero ten en cuenta que cuanto más fina está la verdura menos tarda en cocinarse. Las pones en una sartén al fuego con un chorrito de aceite. En cinco minutos están cocinadas. A mi me gusta que queden un poco crujientes. Antes de retirar del fuego le añado un chorrito de salsa de soja, con esto no es necesario ponerle sal.
En una sartén o plancha con un hilito de aceite haz los lomos de salmón. Dos minutos por cada lado.

Montadito de gambas

Cortas muchos ajos a láminas y los pones en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando empiecen a dorarse le añades gambas peladas (yo uso congeladas, directamente del congelador a la sartén). Le pones una pimienta cayena o unas bolitas de pimienta negra, según te guste de picante, y un poco de sal. Cuando estén hechas sólo tienes que ponerlas sobre una tostada de pan untada con mayonesa. Cuando lo pruebes seguro que te va a encantar.

Tortilla a la taza

Con esta receta tendrás una tortilla riquísima en 5 minutos.
Trocea una loncha de jamón dulce y un poco de queso. Unta una taza con un poco de aceite. Bate dentro los dos huevos y añade el embutido, sal y perejil. Pon dos minutos a máxima potencia en el microondas. Si ves que le falta tiempo (porque no todos los microondas son iguales) añádele 30 segundos más. No te pases de tiempo o te quedará muy seca.

10 desayunos con huevo. Fácil. Rápido. Original.

Comer huevo en el desayuno puede ser una de las mejores formas para empezar el día, es una estupenda fuente de proteínas y nutrientes, por lo que si lo añadimos a nuestra primera comida del día nos dará un gran aporte para comenzar la mañana con mucha energía. Además al tomar recetas con huevo en el desayuno te sentirás mucho más saciado lo que te permitirá aguantar hasta la siguiente comida sin apetito, así evitar picar entre horas.





Hervido, frito, escalfado… Con estas ideas podrás disfrutar de los huevos de mil maneras diferentes a la vez que tomas un desayuno saciante.
Antes de mirar este video con recetas de los desayunos con huevo puedes leer sobre los beneficios de comer huevo.

Para los ojos, el cabello y las uñas

Los diarios de salud sugieren que los huevos son especialmente beneficiosos para los ojos. Comer un huevo diario puede prevenir la degeneración macular, porque los huevos contienen los nutrientes luteína y zeaxantina. Estos nutrientes se encuentran en los huevos más que otras fuentes de alimentos. El consumo de huevos también puede reducir el riesgo de cataratas. Los huevos también contienen un alto contenido de azufre y son una buena fuente de vitamina D, junto con otras vitaminas, minerales y antioxidantes. Esto ayuda a que el cabello y las uñas crezcan saludables.

Para el cerebro

Los huevos pueden ser buenos para la función del cerebro, ya que contienen colina. La colina es un nutriente que regula el sistema nervioso, el cerebro y la salud cardiovascular. Ayuda a mantener la estructura de las membranas celulares del cerebro, lo que ayuda a transmitir mensajes desde el cerebro a los nervios y los músculos. También ayuda a las mujeres embarazadas con el desarrollo del cerebro fetal y previene defectos de nacimiento. La página web Eggs.org sugiere que también son uno de los pocos alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, que son específicamente de la cadena DHA y DPA. Estos ácidos grasos ayudan a la memoria y otras funciones del cerebro y también protegen de enfermedades y mejoran el estado de ánimo. Estas grasas saludables también benefician al corazón y los vasos sanguíneos.

Para control de peso

Los huevos son una fuente de proteína de calidad y son conocidos por ser la fuente más alta de todas las fuentes de alimentos. Las proteínas ayudan a proveer energía al cuerpo y te hacen sentir satisfecho por más tiempo. Los huevos también son bajos en grasas saturadas y pueden considerarse como proteína magra, ya que contienen sólo 70 Calorías cada uno, según el sitio web de Incredible Edible Egg. Las proteínas magras son un componente vital para el control de peso, cuando se acompañan de verduras frescas y granos enteros. Los huevos también pueden ayudar a construir la fuerza muscular y prevenir la pérdida de masa muscular.