Cómo blanquear la ropa amarillenta

Cómo blanquear la ropa amarillenta sin usar cloro

La ropa blanca tiende a mancharse muy fácilmente con cualquier tipo de sustancia que entre en contacto con su tela o bien, después de mucho utilizarla ya empieza a notarse amarillenta.





Para blanquear nuestra ropa casi siempre recurrimos a los productos químicos que venden en el mercado, en especial a aquellos que contienen cloro y que parecen ser la mejor solución para recuperar esa tonalidad blanca y limpia de nuestras prendas.

Pero no es así, estos productos son perjudiciales para la salud y también pueden hacer daño a media ambiente. Y además son no es buenos para cualquier tela.

Para prevenir accidentes con los productos con cloro y blanquear las prendas de una manera más ecológica vamos a aprender este truco casero.

Blanquear sin cloro. Sal y limón

Necesitas:
+ un poco de detergente para lavadora,
+ 1 cucharada de sal gruesa,
+ zumo de un limón grande.

Cómo hacerlo
1. En un recipiente con agua caliente añadir sal y zumo de limón, poner la ropa blanca y dejar reposar durante 30 minutos.
2. Después lavarlo como siempre usando detergente.





Para aprender cómo hacerlo paso a paso puedes ver video aquí.

Blanquear con cloro. Jabón y lejia

Para este truco casero necesitas:
+ jabón de lavar,
+ lejia,
+ bicarbonato de sodio.

Cómo hacerlo
1. En un recipiente con agua tibia poner el jabón de lavar (2 cucharadas, 100 ml de lejía y 3 cucharadas de bicarbonato sódico.
2. Mezclar todo muy, muy bien.
3. Poner la ropa blanca.
4. Dejar la ropa en el remedio durante 30 min.
5. Después lava tu ropa como siempre.

Consejos para mantener la ropa blanca

Además de estos trucos para blanquear la ropa cuando esté amarilla, hay algunos pasos que puedes seguir para que se mantenga como nueva, y no necesitar hacerlo.

1. Una de las cosas que tienes que evitar hacer para mantener la ropa blanca es utilizar químicos como el blanqueador en telas poliéster, o el poliéster y algodón, ya que la reacción química que causa el contacto del cloro con el poliéster por lo regular vuelve amarillenta a la prenda.
2. Si el agua que tienes es muy dura puede que sea la causante del color amarillento en tu ropa blanca. En ese caso lo mejor es que busques un ablandador de agua; de este modo se puede disminuir en gran parte la coloración amarillenta que en muchos casos la lejía causa.
3. Una manera fácil de mantener la ropa blanca como nueva es dejar de usar lejía para lavar seguido. De este modo evitarás que a largo plazo la prenda se torne amarillenta.
4. Al momento de lavar la ropa blanca puedes utilizar un poco de bórax diluido, de este modo el agua dura se suavizará y podrás evitar en gran medida que la prenda se manche.
5. ¡Luce siempre una ropa reluciente!